Resolución reunión CD 11/6:

VISTO: La propuesta elevada por la Comisión del Registro de Abogados y Abogadas de Niños, Niñas y Adolescentes (Area de Acceso a la Justicia y Orientación Jurídica a la Ciudadanía), así como los dictamenes producidos por la Comisión de Género y Diversidad, la Comisión de Asuntos Penales y Penitenciarios (Area de Administración de Justicia y Ejercicio Profesional) y el Instituto de Derechos Humanos

 CONSIDERANDO:

 Que el término “desahogo sexual “ no se corresponde con una calificación legal. Ni siquiera es una categoría de análisis sino la utilización de un lenguaje de concepción patriarcal, que invisibiliza los delitos sexuales graves y vuelve a vulnerar a la víctima.

Que esta expresión cosifica, vulnera, y revictimiza, refiriéndose livianamente a la brutalidad de una agresión sexual que afecta a las mujeres.

Que las palabras utilizadas afectan desde lo literal hasta lo simbólico, por cuanto la utilización de semejante terminología es contraria a los estándares convencionales establecidos en instrumentos internacionales suscriptos por nuestro país a los que se les ha dado jerarquía Constitucional en el art. 75 Inc. 22 de la Carta Magna que imponen a los organismos de gobierno su observancia y aplicación.

Que específicamente la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, (conocida como Convención de Belem do Para) y la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación y la Mujer (CEDAW), establecen un marco ético -jurídico que integra conceptos y categorías sustentados en la perspectiva y teoría de género.

Que en ese orden de ideas la Recomendación General núm. 33 –NU-sobre el Acceso de las Mujeres a la Justicia, del año 2015, expresa que el derecho de acceso de las mujeres a la justicia es esencial para la realización de todos los derechos protegidos en virtud de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

Que por su parte la Convención sobre los Derechos del Niño da el marco de enfoque de derechos humanos con perspectiva en materia de infancia, incorpora a niñas, niños y adolescentes como sujetos plenos de derecho; genera mecanismos de exigibilidad y protección efectiva de los derechos de infancia y adolescencia y tiene implicancias en la forma en que se enfrenta la investigación con niñas víctimas. En este caso se ha vulnerado toda la normativa convencional de derechos humanos.

Que resulta indamisible la falta de perspectiva de género y de infancia en clave transversal dentro de la función estatal y particularmente en la labor jurisdiccional, siendo su ejercicio necesario para lograr una efectiva transformación social y no volver a escuchar/leer este tipo de terminología revictimizante

 POR ELLO, EL CONSEJO DIRECTIVO DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE LA PLATA, RESUELVE:

 1) Repudiar enérgicamente las expresiones vertidas por el Fiscal Fernando Rivarola de la Localidad de Rawson, Provincia de Chubut en la utilización del término “desahogo sexual” en el marco de una causa donde se investiga una violación grupal de la que resultó víctima una adolescente de 16 años, por evidenciar las mismas una ausencia total de perspectiva de género y de infancia en el ejercicio de la función.

2) Reiterar que resulta imperativo la urgente implementación de la Ley Micaela y la consecuente capacitación obligatoria en materia de género y violencia contra las mujeres en el ámbito de Poder Judicial.